katrin fr

Ver a las putas de colorines

Tener el más valor de todos y la valentía mejor coloreada para editar hoy a Vollmann cuando media hermandad de editores, y media humanidad, está y/o permanece idiotizada frente a la santidad del novel —y venga leer novel— y del flujo diario de imberbes, espesos y de un color tremendamente hostil. Por lo menos para…