Open your nearest book to page 82 y hazte un favor, escríbete algo

Open your nearest book to page 82. Take the third full sentence on the page, and work it into a post somehow.

A él le resultaba inexplicable la emoción con que seguían insistiendo gravemente en condenarlo.

Página 82 del libro más cercano que tenía cuando he leído hoy el post de Daily Post. El libro más cercano que tenía cuando he leído este post ha sido un libro que ha traído la cartera que trabaja en Correos por la mañana y en la UNED de profesora de Mecánica por la tarde, Carmen María Lázaro. Eran casi las una y media y me disponía a preparar unas habitas revueltas. El libro que me ha traído la cartera Carmen María procede de Madrid, de la calle Fuencarral algo. Han sido dos libros, por eso Carmen María me los ha subido hasta la puerta de mi casa (BG) ya que no entraban en el buzón. Los buzones, la mayoría de las veces, fueron pensados, diseñados y fabricados para recibir cartas y no para tragar libros. Ahora, con tanto correo electrónico, deberían reinventarse y diseñar la ranura por lo menos cuatro centímetros más ancha. Mientras no quepa una manita curiosa… Siendo evidente que están hechos para las cartas y no para los libros, a mí me apetecía escribir estas palabras. Era un detalle sin importancia y créanme, casi estúpido, pero tenía ganas de escribirlo. Y lo he hecho.

Los libros que Carmen María me ha subido a casa han sido dos: El mal de Portnoy y Elegía, ambos de Philip R. o de P punto R punto, sí, ya saben, el chico que escribió Patrimonio, que es ese libro que todo hijo de su madre y de su padre debería leer. No solo hijos de madres e hijos de padre, también, lo he pensado, ¿por qué no?, debería ser leído por todo hijo e hija de puta. Pero esto es otro tema que no voy a tratar aquí. El libro no, el libro, si eres hijo, te lo tienes que leer, por favor. Te facilito el link a Amazon para que sepas qué es invertir  nueve con cuarenta y cinco euros bien bien invertidos: Patrimonio.

Bien, no me quiero extender. Solo quería escribir la tercera frase completa que he encontrado en la página ochenta y dos de Elegía, que estaba un poquito más cerca (así se ve en la foto) que El mal de Portnoy. Ambos tendrán que esperar una semana a que termine El teatro de Sabbath. Dije 2013 pero creo que en diciembre empezaré la fiesta de Roth (¡Anda!, qué buen nombre para un blog: La fiesta de Roth).

Agradecer a la cartera el gesto, a la lectora amiga de la calle Fuencarral algo el envío, el regalo, el detallazo, la elegancia, la letra, la… y cómo no, a ustedes lectores por escribir todos los días en su imaginación, sin desperdiciar como yo, papel y tinta, luz y tiempo.

2 comentarios en “Open your nearest book to page 82 y hazte un favor, escríbete algo

  1. Sorry I can’t read what you’ve written, but the author is familiar and even i can recognise that El mal de Portnoy must be Portnoy’s complaint. I read it once to see what the fuss was about. It was banned in Australia when it first came out (can you imagine it?). I managed to find it second hand a couple of years later. I was young and I was impressed, I’d never read anything like it before. But, as I said, everything was banned in those days.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s